Comuna 12

A seis meses de su cierre, los gimnasios y natatorios piden ayuda económica y pronta reapertura

El pasado 19 de marzo, las actividades consideradas no esenciales en el decreto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, dejaron de prestar servicios, con la inhabilitación para la apertura de los distintos locales comerciales. Desde semanas después, y sobretodo en el último mes y medio, la gran mayoría de ellas obtuvieron el permiso oficial para el retorno, aún con los respectivos protocolos. Sin embargo, hay algunas que no han podido volver a abrir, y están próximas a cumplir los seis meses sin ingresos.

De ellas, los gimnasios y natatorios son unas de las más significativas. Por ese motivo, el pasado 10 de septiembre los integrantes de "Gimnasios Unidos", propietarios, trabajadores y empleados de estos locales, marcharon hasta la sede de la Legislatura porteña para pedir una urgente ayuda económica y que se acelere su retorno. 

 

Entre los principales reclamos, destacaron que la actividad física "debería ser esencial", dado que ayuda a la salud, mencionaron los escasos o directamente nulos ingresos económicos en este tiempo y la falta de certezas claras acerca de la fecha prevista para la habilitación de la actividad. En ese sentido, obtuvieron una promesa de sostener una reunión con funcionarios de Salud del Gobierno porteño para terminar de definir el protocolo, que, aseguran, ya está listo.

 

"Estamos en una situación desesperada y sin respuesta", sostuvieron ante la prensa. Como medida puntual, pidieron que el sector sea incorporado a los beneficios impositivos que el cuerpo legislativo aprobó recientemente para la gastronomía y la construcción.

 

Los gimnasios y natatorios de la Comuna 12

 

Sobre esta cuestión, este periódico obtuvo el testimonio de un gimnasio y un natatorio situados dentro de la Comuna 12, para conocer en detalle cómo han vivido este tiempo y qué expectativas tienen para el futuro. "Al principio, me la rebusqué alquilando equipamentos. Pero desde que se dispusieron algunas reaperturas, me devolvieron todo, principalmente lo que es cardiovascular", detalla Luciano Bruñol de Lupa Gym (Bucarelli 1980, Villa Urquiza).

 

Ahora, la situación económica y el avance de los meses sin poder abrir, lo llevaron a una decisión aún más drástica. "Directamente, empecé a vender los elementos. Una cinta, una bici, un marcuernero con 16 pares de mancuernas, barras, bancos. Realmente es muy difícil llegar al día a día", describió.

 

Bruñol cuestionó la habilitación para que personal trainers puedan dar clases en las plazas, mientras los gimnasios están cerrados. Y aseguró que ve "muy complicado" que para antes de fin de mes se autorice la vuelta de los mismos. 

 

Por otro lado, Patricia Cámere, titular de la Escuela de Natación y Colonia "Hipocampo", que tiene la concesión de las piletas de Pinocho y Urquiza Tenis Club dentro de la Comuna 12, brindó un panorama similar, dentro de los natatorios. “Estamos pidiendo auxilio a todos lados. No tenemos ingresos, y debemos pagar los sueldos  de los cerca de 90 empleados de nuestros ahorros o con dinero proveniente de otro lado", cuenta.

 

Asimismo, destacó que "está probado que el agua no es un factor de contagio, porque el virus está en el aire. Y que como "auxiliares de salud", debería permitirse brindar la actividad en los natatorios. Sobre el futuro, indicó que está previsto un estricto protocolo, que organiza el uso de los vestuarios, y que los trabajadores del sector están en condiciones de poder hacerlo cumplir y garantizar los cuidados, si se habilita el retorno de la actividad.

 

Pin It

Derechos

Se autoriza la la reproducción parcial/total de los contenidos siempre citando la fuente Reg. Prop. Intelectual N° 5239607 / Ley 11.723

Nosotros

Director: Gustavo Carpinella
José Cubas 3240 CABA
Teléfono de contacto: 15-4940-9872
info@lacomuna12.com.ar

Staff