Monday 27 March 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

Monina Bonelli

La actriz, dramaturga y Directora del Complejo Cultural 25 de Mayo habló con este medio sobre la necesidad de formar nuevos públicos, mantener la territorialidad y lograr diálogo entre autoridades y vecinos.

 

Nuevos públicos y el arraigo histórico de siempre. Este equilibro impulsa la Directora del Complejo Cultural 25 de Mayo de Villa Urquiza, Monina Bonelli, para llevar adelante la impronta y la agenda de este sitio histórico, que pasó de teatro a complejo por su variada oferta cultural. 

En el primer piso de Triunvirato 4444 hay una sala redonda coronada en lo alto por un vitreaux que hace juego con el ventanal que da al pintoresco balcón del 25. A un costado de esta estampa, se ubica la oficina de Monina, actriz, dramaturga, gestora cultural, donde repasa con su equipo el presente del centro cultural que tiene una gran oferta de actividades, desde los talleres y seminarios que inician el 3 de abril, las funciones de elencos nacionales e internacionales, aparte de la vida barrial y el ciclo "El 25 va a tu a casa" con funciones en la casa de los vecinos.

Tiene mucha experiencia en la escena alternativa del teatro porteño. Estuvo en El Cubo y en la Casona Iluminada, donde participó del ciclo Teatro Bombón. Estas vivencias las ha volcado en el 25 de Mayo. “Cuando estudiás sobre un mismo tema pero desde perspectivas distintas (actuar, dirigir, escribir, gestionar) te ayuda a que no te choques contra la pared y entiendas mejor cómo hacer que las cosas funcionen”, asegura.

Al frente de la sala del barrio, dice, nunca se sintió sola a o la deriva. Evoca que en 2013 empezó a trabajar en el equipo de Luciana Blasco, que es hoy Subsecretaria de Políticas Culturales y Nuevas Audiencias de la Ciudad, con la Bienal de Arte Joven. Las propuestas continuaron y la llevaron al frente del "Colón de Villa Urquiza". La Directora destaca que el teatro depende del Centro Cultural Recoleta, pero acá se busca que “sea sólo a nivel administrativo y que no se toquen los contenidos locales”.

Al mirar la grilla del Teatro, ya en puerta se aprecia la función que la compañía dinamarquesa Odin Teatret dará el lunes 20 de marzo. Su elenco celebrará 30 años de relación con Argentina en un programa conjunto entre Villa Urquiza y el Recoleta. “Son máximos referentes. Es como si en el cine viniera acá Tim Burton”, busca la analogía Monina, quien deja verse entusiasmada por el acontecimiento, más allá de su responsabilidad institucional.

La presencia de Odin será sólo una parte de todo el año en el 25 de Mayo. También adelanta que habrá una fuerte propuesta de actividades para las vacaciones de invierno. “Que las vacaciones estén para los chicos, que no tengan la necesidad de irse a calle Corrientes. Hay una gran energía cuando se junta mucha gente a la vez en el centro, pero esta bueno lo descentralizado”, agrega.

Monina Bonelli

Aparte de hablar de descentralización, la Directora menciona la fuerte territorialidad del 25 de Mayo. Asegura que este teatro fue “muy luchado” por los vecinos para que no cierre, por lo que busca con su gestión continuar con este “el afianzamiento del trabajo barrial”. Destaca que “esta es la casa” del grupo de teatro comunitario Los Villrqueros, de la Milonga a cargo de Julio Dupláa y la Agrupación Urquiza Coral.

Ante la consulta sobre la participación de vecinos y agrupaciones locales, como Vecinos por el 25, en la coordinación de agenda, la directora asegura que desde el verano se habla de hacer reunión. “Es positivo sentarse a poner asuntos en común, ya estamos en marzo, es hora de hacerlo”, explica y destaca que hay buen clima entre ambas partes.

A la hora de fomentar nuevos públicos, Monina explica que el teatro está arraigado en las generaciones más grandes, incluidos aquellos vecinos y vecinos que lucharon para la reapertura de la sala. El tema, explica la teatrista, son las camadas más jóvenes. Por eso se vuelve importante hacer unas buenas vacaciones de invierno y sumar otras propuestas para jóvenes y adolescentes, entre ellas mixturas de poesía y hip hop.

Otra forma de llegar a más personas es con el ciclo itinerante "El 25 va a tu a casa". El nombre es de lo más literal, ya que la apuesta está que los vecinos pongan sus hogares como escenario, para que los actores vayan a domicilio a representar dramas o comedias. Por novedosa, por entretenida, por pintoresca, esta propuesta busca convocar y generar fidelidad con la sala de Triunvirato 4444.

Lo barrial y lo internacional, lo tradicional y lo novedoso. Todas estas actividades caben en la infraestructura del 25 de Mayo, asegura Monina. Ella aspira a que se aproveche la infraestructura del complejo y se haga la mayor cantidad posible de propuestas.

Casamientos

Este San Valentín el Gobierno de la Ciudad habilitó que los vecinos puedan casarse en edificios históricos de Buenos Aires. El gran lanzamiento fue con ceremonias en el Teatro Colón, pero hay incluidos otros sitios como la Chacra de los Remedios, El Rosedal y también el 25 de Mayo. Monina asegura que los casamientos “se hacen una vez al mes” y destaca que es la gente del Registro Civil la que pone la infraestructura para llevarlos a cabo en Triunvirato: “Vienen con su producción y hasta con gente de limpieza para sacar el arroz que tiran los amigos del matrimonio”. Aclara que la realización de las bodas no afecta la agenda de actividades culturales, que son la prioridad.

Para concluir, Monina, dice que le gustaría dejar como legado en esta sala de Villa Urquiza el concepto de “diálogo”. Para explicarlo, cuenta que en medio de la marcha por el 8M a Plaza de Mayo se encontró con una vecina que asiste con frecuencia a las actividades del 25 de Mayo. “Me dijo si me acordaba de ella y le dije que sí y ahí empezamos a hablar sobre el teatro, sobre las actividades, había un ida y vuelta con la noción de pertenencia; veo como un logro que eso se pueda hacer con el grueso del público”.