Martes 16 Octubre 2018

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

avance planta

La construcción de lo que sería una planta recicladora en Saavedra sigue despertando el rechazo de vecinos de la zona y de políticos de la oposición. Los rápidos avances de la obra, ya son notorios (fotos). El Ministerio de Ambiente y Espacio Público sigue sin colocar cartel de obra. Los vecinos quieren que allí se construya un espacio verde.

 

Pasó más de un mes desde que comenzaron a verse grúas y máquinas en el predio de Arias y Holmberg. La situación desde entonces cambió poco. Sigue sin saberse mucho de la obra, el cartel oficial todavía no fue colocado, y desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público  tampoco han aportado información del tema.

Donde sí hay avances es en los movimientos de algunos vecinos de la zona. El comienzo de la construcción en esa esquina, donde hasta hace poco había vagones en desuso, los tomó por sorpresa.  Pero la rápida difusión por parte de comuneros de la oposición y la réplica en redes sociales provocó que sea numerosa la expresión en contra de la obra, calificándola incluso de “clandestina e ilegal”. En este tiempo, se presentaron ante el Ministerio, el Ministerio Público de la Defensa y la Defensoría del Pueblo. Lo último fue una acción de amparo, que debe ser respondida en los próximos días.

avance planta

Incluso se desarrollaron dos protestas, el 12 de febrero y el 2 de marzo, donde la cantidad de asistentes fue en ascenso. Estos vecinos rechazan lo que sería una planta de reciclaje, por varios motivos. En primer lugar aducen que corresponde que en ese predio haya una plaza y no una construcción de cemento. Vinculan esta obra con el túnel que se está haciendo en Balbín, y sobretodo al tema más sensible para Saavedra: las inundaciones; donde el cemento repercute negativamente al impedir la absorción del agua. Otros, además protestan por los efectos que puede tener la presencia de basura en una zona residencial : roedores, constante movimiento de camiones de gran porte y mal olor. Y destacan la ausencia del estudio de impacto ambiental.

En diálogo con este periódico, el vecino José Olivo, comenta: “Esto no es una cuestión opositora, es un tema vecinal. Nosotros defendemos el espacio público. No es que estamos en contra de esta planta en particular, estamos en contra de todo lo que no sea una plaza”. Considera que esta obra viola el código de planeamiento urbano, que califica a esa zona como “urbanización parque”. “Entre General Paz y Congreso, cada vez hay más cemento. A la cancha de bochas, el Club Estudiantes y la escuela, este Gobierno le sumó el precinto de la Policía Metropolitana y ahora esta obra”, agrega.

Los reclamos vecinales se vieron reflejados en la política.  El comunero Matías Debesa de Evolución se muestra desde el comienzo como un activo opositor a la construcción de la planta. “Está en permanente contacto con nosotros”, dice Olivo. Y la legisladora Paula Penacca, de Unidad Porteña llevó el tema a la Legislatura al solicitar un pedido de informes.

avance planta