Sábado 15 Diciembre 2018

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

convenio gral paz

La (FADU - UBA) convocó a entidades civiles y sociales para aportar ideas. En este encuentro se trató el polígono que va de Av. Constituyentes hasta Av. Beiró. 

 

Este jueves 9 de agosto, en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Uspallata 3160, Parque Patricios), se desarrolló una reunión convocada por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU – UBA) a la que asistieron referentes de la sociedad civil para discutir sobre cómo hacer una integración urbana a los dos lados de la avenida General Paz, tanto en Capital como en territorio bonaerense.

El Ministerio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires convocó a la FADU para desarrollar una propuesta integradora. Hubo una primera reunión el 16 de mayo. Participó el equipo técnico de la facultad, funcionarios porteños y de las municipalidades de San Martín y Tres de Febrero. También hubo representantes de las universidades nacionales de San Martín (UNSAM) y Tres de Febrero (UNTREF). Serán en total cinco encuentros participativos que tienen como objetivo detectar percepciones, aspiraciones e ideas sobre el polígono, por parte de actores pertenecientes a la sociedad civil.  Una vez procesada la información producida, servirá de base para la toma de decisiones de políticas públicas.

En la reunión de este jueves se buscó debatir sobre la zona entre las avenidas Beiró y de los Constituyentes. La arquitecta Rosa Aboy expuso que se busca una “integración social, cultural y productiva de los municipios y Comunas adyacentes”. Marta Grinner sumó: “Somos ciudadanos metropolitanos. Si no, no podemos vivir de forma más justa. Es importante aunar criterios sobre lo que se hace a un lado y al otro”.

Ante representantes de clubes, instituciones de comerciantes y trabajadores de la zona se mostraron diapositivas que muestran el trabajo de campo hecho por FADU. Relevaron espacios verdes, grandes galpones o fábricas, barrios y corredores. Concluyeron que hay sectores heterogéneos, infraestructura dispar. Dijeron está diseñada como una vía de transporte y que no hay mobiliario que invite a vivirla como un espacio público y de recreación. Observaron que hay murallones, veredas angostas y otras zonas que repelen al peatón. Concluyeron que la General Paz se vive como una barrera tanto física como culturalmente. 

Uno de los primeros en hablar fue Jorge Cortes, presidente del Club Ferrocarril Mitre. Dijo que en la zona de la institución no hay gas natural y que el tránsito por las calles es dificultoso para sus socios. Carlos Biglieri, referente de Villa Lynch, agregó que se necesitan más calles alternativas para ir de un lado a otro de la General Paz.

Jorge Mesturini, presidente del Consejo Comercial y Profesional de Villa Devoto, contó: “La avenida General Paz no es ámbito amigable para el comercio, hay pocos emprendimientos. Antes era un lugar para disfrutar, ahora es una vía de paso. Hoy el vínculo con Provincia es necesario, sin embargo con tanta cercanía hay desconocimiento en la comunidad. Hay una frontera más allá de lo físico, de lo cultural. Gente de Devoto no conoce la UNSAM, por ejemplo”.

Margarita Charriere, del CEPAU (Observatorio Metropolitano), dijo que la avenida General Paz fue un gran proyecto en sus comienzos, y que fue un acierto haber combinado paisajismo y movilidad. Dijo que se desvirtuó cuando se añadieron carriles y giros y que hoy tiene un diseño que no contribuye a la integración urbana.

Graciela Brandaiz, de la Sociedad Argentina de Arquitectos, defendió la idea de utilizar el concepto metropolitano: “Que un municipio no haga obras sin mirar lo que ocurre a su alrededor”. “También hay que revisar las políticas de transporte público”, sumó.

Tras estos intercambios las arquitectas de la FADU hicieron un cierre y se comprometieron a hacer una devolución sobre lo charlado. En las tres próximas reuniones se buscará obtener más información para elaborar una propuesta final.