Denuncian que faltan más de 22.000 vacantes y Rodríguez Larreta promete 19 escuelas para 2023

De los 54 establecimientos educativos proyectados para 2019, una veintena servirá para reemplazar instituciones existentes.

 

El 25 de noviembre las familias sabrán si sus hijos tienen una vacante para el ciclo lectivo 2020 en establecimientos escolares públicos de gestión estatal de la Ciudad de Buenos Aires. Es la angustia anual en un contexto donde las comunidades educativas denuncian que faltan al menos 22.000 vacantes. Casi la mitad han ido a Centros de Primera Infancia (CPI), creados hace 10 años y bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, no de Educación e Innovación. Otros tantos ingresaron a colegios privados o perdieron el año.


Del 8 al 20 de octubre se hizo la preinscripción online para todas las salas de jardín de infantes, primer grado de primaria y primer año de secundaria. También para Especial, Terciarios y Adultos y Adolescentes.


Consultada para este artículo, Patricia Pines del colectivo Vacantes para Tod@s en la Escuela Pública dijo: “El sistema estuvo caído toda la primera semana. Falta de Internet para validar en las escuelas. Aguardamos los resultados, que el año pasado dejaron un saldo de 12.000 niños y niñas sin vacante y 10.000 más que asisten a los CPI que no dependen de Educación”.


Desde el colectivo La Vacante es un Derecho dicen que faltan 13.972 vacantes en el nivel inicial, 1.232 en primaria y 427 en secundaria. Suman que hubo casi 6.400 menores cuyas familias no pudieron completar la inscripción online.


La ministra de Educación e Innovación, Soledad Acuña, descarta esas cifras y dijo que solo faltan vacantes en establecimientos para menores de tres años. Aseguró que ese segmento está cubierto en un 80%. Agregó que “el 90% de las familias encuentran solución en la primera o segunda opción de inscripción online”.


El Gobierno porteño dice que los CPI son una alternativa válida con una propuesta pedagógica. Las familias dicen que es una “tercerización” con trabajadores que no son docentes.


Hay más de 70 CPI y Ciudad planea abrir más. Allí asisten niños de entre 45 días y tres años “en situación de vulnerabilidad social”, dicen fuentes oficiales. El 70% de las vacantes está en los barrios del sur. Pines dice: “Con cualquier mínimo ingreso ya no le dan el lugar. Hay que demostrar que son pobres para que les habiliten la vacante”.


Pese a la existencia de los CPI, las familias luchan por ingresar en las escuelas públicas. En agosto de este año la titular del Juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la CABA, Elena Liberatori, confirmó la falta de vacantes y ordenó que el Gobierno lo resuelva.
“Esta dificultad para conseguir una vacante se acentúa principalmente en los primeros años, de primero a cuarto grado, y en las escuelas de jornada completa”, expuso la magistrada al avalar un amparo de Patricio del Corro y Myriam Bregman (Frente de Izquierda) y los gremios Ademys y UTE.


Su fallo informa que faltan vacantes mayormente en los Distritos Escolares N° 1 (San Nicolás, Retiro, Recoleta, Balvanera, Palermo), 5 (Parque Patricios, Nueva Pompeya, Barracas), 13 (Mataderos, Villa Luro, Parque Avellaneda, Villa Lugano, Vélez Sarsfield), 19 (Villa Soldati, Nueva Pompeya, Flores) y 20 (Liniers, Mataderos, Villa Lugano).


Al asumir a fines de 2015, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, prometió hacer 54 establecimientos educativos (puede haber varios en un mismo inmueble) en cuatro años: 31 de nivel inicial, 12 primarios, nueve secundarios, un Centro de Adultos y un Centro de Formación Profesional. Se proyectaron 4.185 vacantes de nivel inicial, 3.251 de nivel primario y 2.498 de nivel secundario, con mayoría en la zona sur.


Sin embargo, de ese número hay 18 que reemplazan a establecimientos existentes, como el de Catamarca y Jujuy (Plaza Manzana 66, Balvanera) que absorbe los lugares del Jardín del Hospital Ramos Mejía.


Hay 39 establecimientos educativos terminados, según datos del Gobierno. Son 17, dice el fallo de Liberatori. La oposición lo rebautizó como “La mentira de las 54 escuelas” o “Escuelas Fantasma”.


Algunos han tenido problemas edilicios tras la inauguración. Hubo filtraciones, falta de gas y calefacción, luz precaria (de obra). Por ejemplo, la nueva sede de la Escuela de Enseñanza Artística Rogelio Yrurtia (Juan Bautista Alberdi 4139) sufrió inundaciones durante los fuertes temporales. Hay aulas que por un fallo deben ser usadas, pero están sin habilitar. En el Jardín de Infantes Integral N° 13 D.E. 4 del Barrio Rodrigo Bueno (Calabria y Rosario Vera Peñaloza) una reja cayó sobre una niña.


Quedan por inaugurar varios inmuebles, entre ellos el de Pichincha 1152 en San Cristóbal, el IES «Juan B. Justo» de Villa del Parque (Álvarez Jonte 3867) o el de Santo Domingo 4050 en Nueva Pompeya.


A la espera de los establecimientos educativos restantes, Rodríguez Larreta como plataforma de campaña para la reelección 2019-2023 prometió “19 nuevas escuelas”: “Queremos que todos los chicos y chicas de todos los barrios tengan una escuela cerca de su casa para ir a estudiar”.


Como antecedente, Liberatori reprochó que Ciudad anunciara como nuevos algunos establecimientos que se proyectaron hace una década. 

Pin It

connosotroswhatsapp