Buscan garantizar una política de asistencia a los sobrevivientes y familiares de Cromagñon

“El Gobierno de la Ciudad, que administra el Estado porteño, tiene que terminar de hacerse cargo de la responsabilidad que le cabe con respecto a Cromañón”, dijo el Legslador Andrade (Unidad Ciudadana), integrante de la mesa,  y agregó: “Como legislador y parte del bloque de Unidad Ciudadana, somos una herramienta, y son estos proyectos los que nos permiten sentir que somos útiles para potenciar algún trabajo o para que un derecho se torne efectivo”.

La actividad se realizó en el salón Domingo Perón y contó en la presencia de legisladora/es de UC  y de otros espacios políticos de la oposición. Del panel participaron dos integrantes de la Mesa de Unidad; la ex directora del Centro Ulloa de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Julieta Calmels; la secretaria general de la Defensoría del Pueblo de la CABA, Silvina Pennella; la presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la casa y asesora de la diputada Victoria Montenegro, Lucía García Itzigsohn; el antropólogo y autor del libro “Familia, política y emociones. Las víctimas de Cromañón entre el movimiento y el Estado”, Diego zenobi.

En el comienzo de la actividad, los organizadores proyectaron un video en el que distintas personalidades de la vida nacional, como diputados y Diputadas nacionales, periodistas, futbolistas y referentes del rock, envían su adhesión al proyecto y exigen que no se corte la asistencia para las víctimas. El salón estuvo colmado por los sobrevivientes y los familiares de las víctimas de organizaciones y autoconvocados que componen la Mesa de Unidad, un armado que costó mucho lograr y que fue celebrado durante la actividad.

cromañon

 

La Ley 4.786, sancionada en el 2013, pierde vigencia a finales de 2018. Por eso la Mesa de Unidad de Cromañón elaboró un nuevo proyecto, más integral, que amplía derechos y mejora la calidad de vida de las personas afectadas. Esto es: garantizar soluciones en materia de salud, vivienda, educación, facilitar la incorporación laboral y ofrecer un respaldo, además, en materia económica. También contiene propuestas para mejorar los mecanismos de seguridad y prevención de tragedias como la de Cromañón.

En el artículo 10 del proyecto, por ejemplo, se propone el otorgamiento de una asistencia económica mensual permanente. A los/as familiares, dos salario mínimo vital y móvil. A los/as victimas sobrevivientes, un salario mínimo vital y móvil. En ambos casos, la ayuda económica será actualizada de acuerdo a las modificaciones que sufra el Índice de Precios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (IPC).

El impacto en la vida de las víctimas fatales y sobrevivientes del incendio no tiene un momento específico de superación, y es por eso que en el proyecto de ley se afirma  que la asistencia no debe tener un plazo de vencimiento.

A casi catorce años del incendio, se torna fundamental volver a pensar una Ley que garantice una política integral de asistencia a la/os familiares de las víctimas fatales y a la/os sobrevivientes de la tragedia. Es una tarea de todos y todas.