El “Hospitalito” de Villa Urquiza sale de terapia intensiva

vecinos hospitalito

Por Mateo Lazcano: Después de haber tocado fondo con una deuda millonaria, un remate inminente, una clausura de casi diez años y un grave desorden administrativo, el "Hospitalito" de Villa Urquiza sale de su agonía. La sala de primeros auxilios ubicada en Triunvirato y Manuela Pedraza llegó a un acuerdo con la institución médica CEMIC y logró pagar el pasivo que ponía en riesgo la propiedad del edificio.

 

La Sala de Asistencia Médica General Urquiza, que cumplirá 75 años el próximo 7 de setiembre vivió -en las últimas décadas- en una agonía que parecía terminal. Estaba clausurada desde 2007, no había ningún tipo de libros contables, la deuda contraída aumentaba y tres juicios laborales tenían sentencia en contra, con la cercana posibilidad de remate del edificio. La acción de un grupo de vecinos y miembros de la Comisión Directiva, que estaban vedados por el entonces presidente, provocó que hacia mediados del año pasado pudieran retomar el control del “Hospitalito de Villa Urquiza”.

“Fue de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro”, dice Yanina Bachino, quien junto a Alejandra Ferrari, Nora Larralde, Margarita Larralde, Oscar Falcón, Raúl Fumo, Mario Flores y Víctor Cabrera integran el grupo de vecinos que desde un principio, y desconociendo en qué derivaría, comenzaron a juntarse y movilizarse en pos de salvar a la institución. La otra pata la aportaron Héctor Fumo, Carlos Cóccaro, Ana Juana Ventura, Miguel Davidziuk, Eduardo Bufalino y Eugenio Silva, los miembros de la Comisión que se hicieron cargo de la sala. Entre todos, dedicaron tiempo, pasaron noches de frío y hasta hicieron guarda dentro del hospital para evitar que sea intrusado.

La sentencia de los juicios laborales marcaba una fecha: 16 de mayo de 2016, ese día se haría el remate. Con la fecha límite muy cerca, comenzaron a buscar quién pudiera pagar la deuda de un millón y medio de pesos (además del juicio, se debía ABL, AFIP, AYSA). La ayuda vecinal, que fue mucha, no alcanzaba. Salieron entonces a buscar ofertas. “Tenían que ser grupos serios que garanticen el cumplimiento y a la vez sean sustentables en el tiempo. Había que pensar en dentro de 25, 30 años, para que el"Hospitalito" no se encuentre en esta misma situación en pocos años”, narran los integrantes de la comisión.

La intervención de Juan Martín Lavarello, ex funcionario de la Comuna 12 y vecino del barrio fue fundamental. Hubo seis proyectos. “Se ofreció lo que la institución podía brindar y de que manera se podía beneficiar la institución a través de brindar esta estructura, siempre y cuando se respetara el fin social y la comisión directiva siguiera subsistiendo”, dice Lavarello.

Hubo propuestas que sólo contemplaban pagar el 50% de la deuda, otras que solo implicaban poner en valor el primer y segundo piso y que de la planta baja se hiciera cargo la comisión directiva, hubo un proyecto de pagar un canon mensual para poder usufructurla, que chocaba con la idea de la comisión de evitar el manejo de dinero.  La propuesta del CEMIC, la institución médica que tiene una sede en Saavedra, fue la elegida.

hospitalito villa urquiza

“El acuerdo consiste en que el CEMIC va a tener el beneficio de la utilización de las instalaciones. Las va a usufructuar garantizando el fin comunitario, respetando los estatutos originales. La salita va a funcionar como fue en los primeros tiempos. En vez de pagar un canon, va a entregar un cupo de atención. Tiene que respetar la masa societaria que tenía la sala de atención en su mejor momento, unos 3000 socios”, comenta Miguel Davidziuk. “La propiedad del 'Hospitalito' sigue siendo del barrio. No hubo venta ni cesión. El título de propiedad es el mismo. El estatuto habla de nunca vender la propiedad y lo estamos respetando”, agrega Carlos Cócaro.

Lo primero era proteger el inmueble, que no se cierre la instituciónCEMIC pagó los 500 mil pesos al contado, no hay remate y no se perdió la propiedad. Ahora tienen cuatro años por delante para hacer las inversiones necesarias para poner a funcionar el lugar.”, continúan justificando desde la comisión, su elección. La figura que eligen para explicar el funcionamiento futuro es el de coexistencia entre dos asociaciones civiles. Del CEMIC destacan que sea otra institución médica, del barrio y donde se atienden muchos vecinos.

“Calculamos que en meses comenzará la ejecución de la obra. La cuestión de permisos, habilitaciones llevará los primeros meses.Si en esos cuatro años no cumplen, se rescinde el contratoLa propiedad seguirá siendo de los vecinos y la inversión quedaría para la institución. Lo mismo si no respetara los cupos. La condición para que puedan estar acá era que respeten el fin comunitario”, explica Davidziuk.

El Director CEMIC va a estar a cargo del Hospital, pero el control a cargo de la Asamblea. La función de la Comisión Directiva será controlar que el CEMIC cumpla, por lo que será el organismo de control. “La Comisión Directiva debe velar por el cumplimiento del fin social. Va a manejar los cupos. Va a mantener su sede dentro de este local, sus reuniones, sus asambleas, sus libros”, dicen los directivos, sobre su futuro rol. De todos modos, manifiestan que muchos de estos temas se seguirán acordando con la reconocida institución médica.

“La sala de asistencia médica va a tener el mismo funcionamiento que tuvo siempre. Quien es el grupo inversor para nosotros es anecdótico, siempre y cuando se respeten los estatutos y se respete la norma”, sostiene Lavarello, cuyo aporte fue reconocido por los vecinos y miembros de la comisión.

Esta institución ya fue muy golpeada. Estamos haciendo el esfuerzo, nosotros y la gente de la comisión, para que las cosas no sean como antes. Todos queremos seguir atendiéndonos a lo largo del tiempo y que no sea un “lo atamos con alambre””, expone Yanina Bachino.

El trabajo asociativo y mancomunado de los vecinos logró el primer gran paso. Todos ellos, que encontraron al "Hospitalito" tomado por el abandono, la dejadez y las deudas. Ahora desean a partir de 2020 poder ir a atenderse a la salita del barrio, como hacían sus padres y abuelos.

 

 

Pin It

Derechos

Se autoriza la la reproducción parcial/total de los contenidos siempre citando la fuente Reg. Prop. Intelectual N° 5239607 / Ley 11.723

Nosotros

Director: Gustavo Carpinella
José Cubas 3240 CABA
Teléfono de contacto: 15-4940-9872
info@lacomuna12.com.ar

Staff