Comuna 12

bonus2

El pago de servicios en efectivo, otra complicación durante la cuarentena

Además del impedimento a la libre circulación, el aislamiento social obligatorio que rige en nuestro país hace 14 días trajo consigo una serie de complejidades para la vida cotidiana. Muchas actividades debieron dejar de hacerse, o adaptarse al formato hogareño, pero algunas quedaron sin solución, y generaron intriga y preocupación ante la prolongación de la cuarentena.

 

 

Durante estos primeros días del mes de abril, vencen las boletas de servicios, tarjetas de crédito, expensas y seguros, entre otros pagos. Si bien todos admiten hace tiempo la posibilidad del pago virtual, para la amplia franja de la población no bancarizada, la paralización de la economía que provocó la cuarentena generó un enorme inconveniente.

 

Hoy en día, al menos en los barrios de la Comuna 12, resulta casi imposible pagar alguna boleta en efectivo. Esta situación se da por dos factores principales. El primero es que los locales destinados al cobro de tarifas de luz, agua, gas, impuestos, telefonía, cable o tarjetas de crédito, entre otros, están cerrados, o limitaron mucho el horario de atención. La medida alcanza a los tradicionales "Rapi Pago" o "Pago Fácil", entre otros. 

 

Sumado a ello, muchas sucursales de estas firmas estaban ubicadas en agencias de quiniela, comercios o shoppings, todos cerrados por el aislamiento social obligatorio. Otros, que se situaban en farmacias o supermercados, no abren ya que la falta de personas circulando en las calles transforman en inseguro el manejo de efectivo que estos lugares realizan.

 

A esta situación se agrega la falta de atención de los bancos. Los impuestos de AFIP o municipales, así como algunos servicios podían pagarse por ventanilla en las instituciones públicas, pero ahora estas están cerradas. La posibilidad del depósito por las terminales automáticas está, pero muchas no andan, o el clearing demora más de lo habitual, lo que pone en riesgo que el pago se efectivice rápidamente.

 

Esta complejidad provocó la desesperación de muchos vecinos, debido a que pronto las boletas vencerán. Si bien por decreto del gobierno nacional, las empresas prestadoras no pueden cortar el servicio durante esta crisis sanitaria, la mora en el pago genera intereses. Por eso, es cada vez más usual encontrar quejas al respecto en las redes sociales.

 

 

Pin It