Miércoles 12 Diciembre 2018

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

Desde 2014 la Ciudad invirtió más de $2.000.000.000 para reparar aceras. Ahora hay una nueva licitación que regirá entre enero de 2019 y diciembre de 2020. (Foto: Gobierno de la Ciudad)

 

“Rodríguez Larreta reemplaza a Peña y, como primera medida, manda a cambiar todas las baldosas de la vereda del Banco Central” escribió la tuitera @natiftorres y el comentario generó más de 2.000 reacciones. Es porque el debate está latente: el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa una activa política pública para reformar el espacio público. De hecho, lleva adelante una de las licitaciones más caras de la gestión para este fin. Sin embargo, crecen las denuncias por falta de control y reparaciones en sitios donde había veredas en buen estado.

La subsecretaría de Vías Peatonales, a cargo de Clara Muzzio y dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, hizo un llamado a licitación para reparar veredas por $4.445.464.744. Es una de las licitaciones públicas más grandes del Estado porteño. Para entender el volumen de dinero invertido basta con señalar que el Gobierno nacional entregará a todas las provincias de Argentina la misma cifra en compensación del Fondo Sojero.

A nivel local, se pueden comparar otras licitaciones de envergadura. La construcción de un nuevo penal en Marcos Paz para trasladar la Cárcel de Villa Devoto costará cerca de $65.000.000, por caso. El nuevo Tiro Federal, unos $400.000.000. En Saavedra invertirá $126.000.000 por obras hidráulicas en el Arroyo Medrano y el Parque de la Estación de Balvanera, a metros de la cabecera Once, demandó unos $117.000.000.

Esta licitación pública de baldosas, la número 429/SIGAF/18, regirá por dos años. Fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público explicaron para este artículo: “Tiene como objetivo las obras de renovación y mantenimiento de veredas, que se realizarán durante los próximos dos años (desde enero de 2019 a diciembre de 2020). En total estimamos en ese lapso ejecutar 1.6 millones de metros cuadrados de veredas en todos los barrios de la Ciudad”.

“En los trabajos de renovación de las veredas priorizamos las principales avenidas comerciales, las zonas de alto tránsito peatonal, y los entornos escolares, de hospitales y de edificios públicos. A su vez, el 87% del presupuesto de 2019 será destinado a frentes altamente comprometidos, es decir, frentes que tienen entre un 50% y un 100% de la vereda rota. En cuanto a los materiales, además de continuar con la colocación de baldosas, estamos incorporando cada vez más el hormigón ya que es un material que ofrece mayor resistencia, menor tiempo de ejecución y es más fácil de reemplazar ante posibles roturas por las aperturas que realizan las empresas de servicios”, añadieron.

“En lo que va del año, a través del Plan Integral de Veredas, ejecutamos 585 mil metros cuadrados y vamos a terminar el año con más de 800 mil metros cuadrados realizados”, señalaron a tono con el compromiso de gestión de llegar a reparar a fines de 2019 el 80% de las 321.380 veredas de toda Capital Federal. Al concluir el año pasado solo estaba sano la mitad de este número.

El Poder Ejecutivo de hecho, el año anterior, impulsó iniciativas parlamentarias para regular la apertura de veredas por parte de empresas de servicios. Lo hicieron al ver que el 19% de las aperturas son programadas y el 81% son de emergencia. De ese número, en realidad el 15% son emergencias reales. Esto generaba varias roturas en poco tiempo de una misma vereda, entre otros problemas para la vida cotidiana de vecinos y obreros. “En lo que va del año, realizamos 228 mil fiscalizaciones”, agregaron en Ambiente y Espacio Público para concluir: “Una de nuestras prioridades es trabajar en conjunto con las empresas para coordinar estas intervenciones y evitar que haya solapamiento en las obras”.

                           Foto: CEDOC

La integrante de la Junta Comunal 11 Carolina Maccione ya en 2016 alertaba por casos de aceras que eran reparadas pero que en realidad no necesitaban mantenimiento. La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires refrendó lo dicho por la juntista a través de un duro informe en agosto de este año. “La Comuna no practica una planificación operativa formal o informal que supla la carencia de proyecto de obra; no existen controles posteriores documentados sobre las tareas efectivamente realizadas; entre otros aspectos”.

Lo que en un comienzo fueron hechos aislados se repitieron tantas en las 15 Comunas porteñas que terminaron por generar suspicacia y desconfianza en la población. Por eso el chiste del comienzo de esta nota cala hondo entre porteños.

El año pasado, la Legislatura porteña aprobó una ley elaborada por el Poder Ejecutivo que dio más responsabilidades a los frentistas en los cuidados ante casos de roturas de veredas. Consultada para esta nota, la integrante de la Junta Comunal 13 Julieta Costa Díaz, quien investiga el tema de las licitaciones, dijo: “Nosotros entendíamos que la reparación debía hacerse cargo el estado. Ellos el frentista. La de la Legislatura dice que se tenía que hacer cargo el frentista, pero ahora sale esta licitación millonaria que triplica la suma que nos tenían acostumbrados. La última, para el periodo 2017-2018, fue por $1.300.000.000”.

“Es una tomada más de pelo. Hacen campaña con el arreglo de veredas. Se decide de forma arbitraria y clientelar. Se define en las reuniones de vecinos que Rodríguez Larreta tiene (que se convocan por redes sociales y están gestionadas por BA Participación Ciudadana). Podemos sospechar que se trata de una actividad de campaña más, van a reparar veredas que no lo necesitan”.

De hecho la comunera señala que la fiscalización del cuidado de veredas es una responsabilidad de las Comunas según la Ley 1.777. Sin embargo, con la creación de la subsecretaría de Vías Peatonales se derivó esta responsabilidad a esta área ministerial. Cada Comuna ahora solo interviene ante el recorte de raíces o extracción de ejemplares.