Jueves 19 Octubre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

barrio mitre

Vecinos de Barrio Mitre - Savedra denuncian que son hostigados por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, quienes vigilan la zona tras la partida de la Gendarmería Nacional. Al oír estos reclamos, el Legislador porteño Carlos Tomada (Frente para la Victoria) presentó un pedido de informes en la Legislatura porteña.

Quiere saber qué tipo de políticas públicas implementa el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, a cargo de Martín Ocampo, en este reducto de Saavedra, limitado por la avenida Melián y las calles Arias, Posta y Correa. Ante las denuncias vecinales, en el proyecto de Tomada se reflexiona: “En lugar de proteger a los/as vecinos/as del barrio, la nueva Policía se excusa en el miedo a sectores delictivos que operan en este lugar para llevar adelante intervenciones desproporcionadas, profundizando de esta forma un accionar represivo sobre quienes deben ser protegidos”.

El texto parlamentario pide saber si el sistema de información para la prevención comunitaria del delito y la violencia (SIPREC) “ha elaborado estadísticas de victimización, percepción del delito y evaluación del desempeño policial en Barrio Mitre”.

Uno de los tramos más importantes de este proyecto es cuando se citan acontecimientos ocurridos a fines de agosto: “El día 23 y 25 del mes de agosto del corriente año, efectivos de la Policía de la Ciudad realizaron no sólo un allanamiento violento sino que, además, irrumpieron intempestivamente en el barrio con el objetivo de retirar un automóvil con pedido de secuestro al grito de “adentro, tenemos autorización para disparar”. Este tipo de conductas contrarían de manera inequívoca el texto de la Ley N°5.688”.

“Dentro de este preocupante cuadro de situación, el día 30 de agosto se produjo la muerte de Ezequiel Perea, quien fue alcanzado por una bala disparada por alguien cuya identidad aún es desconocida. La Policía apostada en el lugar no intervino en los sucesos previos, permitiendo que se produjeran disparos de balas que impactaron en distintos lugares del Barrio. La no intervención de las fuerzas de seguridad en algunos eventos y el excesivo uso de la fuerza en otros no hace más que perpetuar y ensanchar los conflictos que se encuentran latentes en torno al tema de seguridad en el Barrio”, se contextualiza.

“En un contexto de gran incertidumbre respecto a la política de seguridad implementada en el lugar y donde la única respuesta estatal es la criminalización, resulta necesario que se creen canales diálogo entre los/as vecinos/as con funcionarios del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad con el fin de dar una respuesta rápida a sus reclamos. A su vez, también es necesario articular políticas públicas que permitan abordar la temática de la seguridad desde una perspectiva interdisciplinaria, coordinando el accionar del Ministerio de Justicia y Seguridad con otros ministerios y áreas del GCBA a fin de prevenir factores de riesgo, promover la creación de espacios públicos de uso común y otras medidas que generan la multiplicación de los lazos interpersonales entre los/las vecinos/as del Barrio Mitre”, concluye en proyecto de Carlos Tomada.