Comuna 12

La Justicia suspendió la audiencia pública para aumentar los parquímetros

La Justicia porteña ordenó la suspensión de la audiencia pública que iba a realizarse este viernes 7 de febrero como paso previo al aumento en el valor de los parquímetros en la Ciudad de Buenos Aires. La decisión fue tomada por el Juzgado en primera instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 2, que tiene a su cargo el Juez Roberto Gallardo.

“Se decide hacer lugar a la medida cautelar autónoma peticionada y por tal motivo, se dispone la suspensión de la audiencia convocada por el Gobierno de la Ciudad mediante el decreto 11/20 con el objeto de tratar la modificación de la tarifa del servicio público de estacionamiento medido en la vía pública”, indica el fallo, difundido a horas de la realización del acto.

En su sentencia, Gallardo valida el planteo realizado por las legisladoras Myriam Bregman y Alejandrina Barry, del Frente de Izquierda. Como había informado este periódico, las diputadas porteñas habían denunciado que la dirección consignada en el decreto para poder tomar vista del expediente no coincidía con la "Subsecretaría de Gestión Comunal" que citaba en el mismo el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Para el juez, “se trata de un error esencial, que afecta insanablemente la validez de la convocatoria, dado que aquellos que como las actoras quisieron ejercer su derecho constitucional y legal de tomar vista de las actuaciones, se vieron imposibilitados de hacerlo como consecuencia de la deficiente convocatoria". "De esta manera, resulta clara la transgresión al derecho al acceso a la información transparente, adecuada, veraz y oportuna consagrado en el art. 46 de la Constitución local", argumenta Gallardo.

Como informó este periódico, la audiencia pública que se iba a realizar en la Sede Comunal Nº1 era el paso formal necesario para que luego sea aprobado un alza del 66% en el valor de la ficha de parquímetros, que pasaría a costar $25. Previamente, los comuneros del "Frente de Todos habían también manifestado su rechazo, al considerarlo un "avasallamiento a la competencia de las comunas".

Una vez conocida la suspensión, la propia diputada Barry celebró el "importante freno al enorme negociado que implican los parquímetros".

La situación se da en medio de otra gran polémica, que está relacionada con la intención del Gobierno porteño de aumentar la superficie cubierta con el sistema de estacionamiento medido, que podría llevar hasta a 87 mil parquímetros la actual planta de 4.000.

Pin It