La Legislatura aprobó el proyecto de “libertad de prensa” de Macri

macriLa Legislatura porteña convirtió en ley el proyecto de "defensa de la libertad de prensa y expresión" (según el macrismo), basado en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que impulsó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y que fue modificado con variantes introducidas por el diputado Julio Raffo de Proyecto Sur y la Coalición Cívica.

 

 

La norma fue aprobada con 35 votos positivos provenientes del PRO, Bases para la Unión, Coalición Cívica, UCR y solamente el jefe del bloque de Proyecto Sur, Raffo, mientras que los restantes miembros de la bancada que responde a Fernando Pino Solanas no acompañaron la iniciativa, al igual que el interbloque kirchnerista, Buenos Aires para Todos y el MST.


La ley quedó sancionada tras un intenso debate que se extendió por siete horas en el recinto de sesiones de la Legislatura y que registró duros cruces entre diputados del oficialismo y la oposición en torno al proyecto denominado "en defensa de la protección a expresión de ideas, informativa, cultural y política de la Ciudad".

Asimismo, la discusión dejó al descubierto los roces existentes entre los diputados que conforman el bloque de Proyecto Sur, ya que votaron de manera dispar la ley, a raíz que solo su autor, Julio Raffo, dio su respaldo, mientras que los cinco miembros restantes lo hicieron de manera negativa o bien se abstuvieron.

"Las diferencias de opiniones no representan una crisis en el bloque", aclaró Raffo en declaraciones a Télam en las cuales afirmó estar "satisfecho con la ley que defiende a ultranza la libertad de expresión y replica el espíritu del pacto de San José de Costa Rica".

Por su parte, el titular del bloque del Frente para la Victoria, Juan Cabandié, fustigó a Raffo por su acompañamiento a un proyecto de ley "cuyo borrador fue escrito en el departamento jurídico del Grupo Clarín".

"Es vergonzoso que grupos denominados de centroizquierda se arrodillen ante Magnetto y Macri para obtener un paraguas de protección", aseveró el diputado del kirchnerismo, quien agregó que "el camino más largo es la militancia y estar cerca de nuestro pueblo, pero cuando uno no hace eso tiene que salir a buscar un medio amigo para que lo instale mediáticamente".

Por su parte, el diputado Aníbal Ibarra sostuvo que "esta ley es un cambio cosmético del DNU que envió Mauricio Macri, la mayoría de los artículos son exactamente iguales y hechos a medida de los grandes medios, si hasta parece redactada por sus abogados. Ni siquiera nos dieron la posibilidad de discutirla seriamente en comisión y con especialistas".

En tanto, el legislador Francisco "Tito" Nenna deploró “la sumisión de legisladores electos por el pueblo de la Ciudad a los designios de las corporaciones mediáticas”.

Bajo ese enfoque, Nenna dijo que “Pino Solanas y Elisa Carrió trocaron el mamarracho jurídico que Macri instrumentó a pedido de Clarín por un proyecto de ley que tiene por único objetivo trabar la aplicación efectiva de la Ley de Servicios de Comunicación”.

"Nuestro voto a esta Ley Clarín presentada por Macri & Asociados será una y mil veces de rechazo", advirtió el diputado Pablo Bergel, de Proyecto Sur, que fue uno de los que marcó la diferencia con Raffo.

Desde el PRO, el diputado Cristian Ritondo defendió la ley sancionada al señalar que "la lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos. Sin la habilidad de opinar libremente, de denunciar injusticias y clamar cambios, el hombre está condenado a la opresión".

"Respetar la libertad de los demás, es respetar nuestra propia libertad de palabra. La Ciudad les dice a los ciudadanos porteños que nadie nos va a atropellar. Los derechos y garantías de los ciudadanos porteños son sagrados, y sagrada es la libertad de expresión. En la Ciudad hay libertad y nuestra libertad es innegociable y para todos", concluyó.

Télam
Pin It