Comuna 12

Otorgan protección patrimonial a tres edificios históricos de la Comuna 12

A través de la Resolución N.° 455/SSREGIC/19, la Subsecretaría de Registros, Interpretación y Catastro resolvió incorporar a la catalogación Nivel de Protección "Cautelar", correspondiente a "Protección Patrimonial e Identidad" del Código Urbanístico, a los edificios históricos de la Comuna 12 ubicados en Superí 2763, Superí 2761 (Coghlan) y a la Parroquia Santa Margarita María de Alacoque de calle Pico Nº 4950 (Saavedra).

En la Ciudad de Buenos Aires existen dos categorías conceptuales que establecen la protección patrimonial: las Áreas de Protección Histórica (APH) y el Catálogo de Edificios protegidos. En el primer caso, el criterio se aplica a toda la zona comprendida dentro de la delimitación del área, ya se trate de un barrio, una calle, un espacio verde o un grupo de manzanas.

Los edificios catalogados son piezas singulares que pueden o no estar incluidas en un APH, y reciben un nivel de protección diferente (integral, estructural, cautelar) de acuerdo con sus características edilicias, su condición de hitos urbanos o bien, su importancia histórica.

“Los inmuebles ut supra referidos poseen valores urbanísticos por tratarse de un conjunto de piezas de diferentes tipologías que contribuyen a definir el carácter de los barrios de Coghlan y Saavedra (Comuna 12). Los mismos son representativos de la identidad de cada zona en las que predomina el uso residencial de escala media y baja”, informa el documento, publicado hoy en el boletín oficial de CABA.

En el caso específico de la Parroquia Santa Margarita María de Alacoque señala que se constituye en un hito de alto valor referencial para su entorno, no sólo por su impronta arquitectónica y relación de jerarquía en el tejido urbano, sino por su valor simbólico referido a lo institucional.

“La Parroquia es una obra del Arq. Carlos Massa, autor que ha tenido una extensa actividad profesional en la construcción de Iglesias católicas en diversos barrios. Este caso es otro ejemplo de las iglesias de corte neorrománico empleado por el arquitecto principalmente en barrios más periféricos. La estética austera, dada por el uso del ladrillo a la vista y paños murarios lisos blancos, sumado a una composición de planta basilical -muchas veces sin naves laterales- en la que predomina el campanario como forma volumétrica que se eleva en el conjunto, convierten a estas obras en signos característicos y distintivos en entornos sencillos y sin pretensiones estilísticas heredadas del eclecticismo académico”, comunica.

Además, expresa que los casos propuestos poseen valores arquitectónicos puesto que son exponentes de una arquitectura doméstica, de buena factura y calidad estética típica del desarrollo de estos barrios que crecieron entre principios y mediados del siglo XX.

“Las casas unifamiliares responden a una variedad de tipologías: casas chorizo italianizantes (las más difundidas en la Ciudad), chalets pintoresquistas y las casas vestíbulo que fueron una derivación más modesta del pétit hôtel. El carácter suburbano del medio se enfatiza por los retiros de frente de las edificaciones lo que prolonga visualmente el espacio urbano con jardines frontales y mejora la calidad ambiental”, explica la resolución.

De este modo, el Código Urbanístico establece en su artículo 9.1 "Obligación de Proteger la salvaguarda y puesta en valor de los lugares y bienes considerados por estas normas de valor histórico, arquitectónico, simbólico y/o ambiental obliga a todos los habitantes a ordenar sus conductas en función de su protección, como así también de aquellos elementos contextuales que contribuyen a su valoración. (...)".

Así, queda notificado a la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, quien no dará curso a solicitudes de demolición parcial o total, modificaciones, y/o ampliaciones de obra, obras nuevas y subdivisiones que no cuenten con un informe producido por la Dirección General de Interpretación Urbanística.

 

Pin It