Martes 16 Octubre 2018

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

roccatagliata

Es por el freno al proyecto inmobiliario, el Palacio Roccatagliata, en Coghlan. Son dos torres sobre un predio donde está emplazada una antigua casona centenaria. Los compradores de las unidades reclaman u$s 4000 por m2.

 

Hace más de un año que las obras de construcción del proyecto Palacio Roccatagliata, un emprendimiento de dos torres en el barrio de Coghlan, están frenadas por una orden judicial.

Un grupo de alrededor de 30 compradores de unidades iniciará una demanda contra el Gobierno de la Ciudad y contra las empresas desarrolladoras por un valor que ronda los u$s 200 millones.

El amparo que llevó a la suspensión fue presentada por el concejal Gustavo Vera a fines de 2016, pero hubo tres anteriores en los que se había fallado por continuar la obra. Se reclama, entre otras cosas, que uno de los edificios no supere los 14 pisos, cuando el proyecto original contemplaba 27 pisos.

El proyecto Palacio Roccatagliata es un desarrollo mixto de unidades residenciales, oficinas y locales comerciales en la calle Franklin Roosevelt 3141 en el barrio porteño de Coghlan. Era desarrollado por las empresas KWZ (Kaufman, Wainstein, Zelwianski), Natal Inversiones, Qualis Development, Estudio Brodschi, Juan Carlos y Ezequiel Fernández y Palacio Roccatagliata S.A. y contemplaba la recuperación y puesta en valor de la Villa Roccatagliata, una casona construida a principios del Siglo XX.

La demanda es tanto contra los desarrolladores como contra el Gobierno de la Ciudad porque según el abogado de los compradores damnificados, el Gobierno porteño emitió un primer permiso de factibilidad de la obra y además la demanda estimará que la responsabilidad de las empresas constructoras pasa por no haber estimado las causas que motivaron la nulidad del permiso de obra y no haber dado a los jueces las respuestas técnicas que se requerían cuando “no se estaba violando ninguna ley”. La demanda se presentará a fines de abril, una vez finalizadas las rondas de mediaciones, señaló Etcheñique.

Fuente: El Cronista