Paro y apertura de molinetes en la Línea B como protesta por la presencia de asbesto en las formaciones

Desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) informaron que, debido a la falta de respuesta por parte del Gobierno de la Ciudad a su reclamo de iniciar la compra de una flota completa de trenes libres de asbesto y plan de desasbestización, iniciarán un plan de medidas de autodefensa.

La protesta comenzará hoy lunes con la apertura de molinetes en estaciones de la línea B de 17 a 19 hs. Continuarán el martes 22 con la liberación de molinetes en las estaciones de la línea D, de 8 a 10 y de 17 a 19 hs; y el miércoles 23 , pararán las líneas B y D entre las 5:30 a 7:30 hs.

“Recordamos, que como denunciamos en forma permanente desde marzo del 2018, las flotas de las diferentes líneas están en su mayoría contaminadas por este material cancerígeno y que, a pesar de tener conocimiento de esta situación, ni SBASE ni Metrovías han hecho nada en los últimos 15 años para modificar esta situación que pone en riesgo la vida de miles de trabajadores y trabajadoras del subte”, afirmaron desde AGTSyP.

Según el último informe de la Fundación Soberanía Sanitaria, las flotas del subte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires contienen asbesto, una sustancia probadamente cancerígena.

"El asbesto es un conjunto de compuestos minerales, químicamente emparentados entre sí (silicatos hidratados de calcio, sodio, hierro o magnesio), que están presentes en la naturaleza y poseen ciertos atributos que los hacen deseables como insumos en muchas ramas de la industria. En nuestro país, ha habido una industria muy grande vinculada al asbesto, incluyendo este material en alrededor de 3.000 productos. A partir de 2001 fue prohibida la utilización de una parte de los productos relacionados con el asbesto que se completó en 2003", explica.

En febrero de 2018 la Asociación Gremial de Trabajadores de Subterrráneos y Premetro (AGTSyP) denunció la presencia de asbesto en la flota CAF 5000. Posteriormente en marzo de 2018, y a raíz de esto, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) anunció que esta flota de la línea B dejaría de circular por contener asbesto. Se trata de formaciones adquiridas por el gobierno porteño a España por compra directa, que estuvieron circulando desde el año 2013. También se denunció la presencia de este mineral en formaciones de la línea C y E, y en formaciones compradas a Japón.

Recientemente se confirmó que 11 trabajadores del subte porteño tienen un engrosamiento de las placas pleurales compatibles con la exposición al asbesto. "Al examinar cómo se relacionan la salud y el trabajo es clave tener en cuenta la multiplicidad de factores que intervienen. No se puede desarrollar un trabajo bajo condiciones de salubridad indignas", señala.

“La empresa y el Gobierno de la CABA ponen en riesgo a las y los trabajadores por la forma de organizar el trabajo y las tareas. Por esta razón es fundamental analizar los diferentes aspectos del proceso de trabajo como son las materias primas que se incorporan en él, la secuencia de movimientos que realiza el trabajador, las herramientas y la maquinaria que se utilizan. No naturalizar la impericia en cuestiones de salud del/la trabajador/a es vital a la hora de analizar la exposición al asbesto. Una vez más, el gobierno de Cambiemos mostró su falta de interés por la salud en general y por la salud de los trabajadores en particular. Esta vez, los afectados son los trabajadores de los subtes porteños que desarrollan sus tareas en condiciones de riesgo para su salud y su vida”, resume el informe de la FSS.

 

Pin It

connosotroswhatsapp