Jueves 15 Noviembre 2018

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

El Gobierno porteño afirma que la inversión en Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura representa “casi el 51% del total”. La oposición y trabajadores del Estado denuncian vaciamiento en áreas sensibles de forma “paulatina y sostenida”.

 

Antes de cerrar el año parlamentario, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobará el Presupuesto 2019, para guiar los gastos en áreas como salud, educación, seguridad. El Poder Ejecutivo sostiene que habrá una “fuerte inversión en áreas sociales y reducción de Ingresos Brutos para distintos sectores”. Sin embargo, bloques opositores y trabajadores sostienen que hay ajustes encubiertos.

Martín Mura, ministro de Economía y Finanzas, señaló que el Presupuesto 2019 se estima en  321.457 millones de pesos, con una inflación anual de 23% y un dólar a $40,10 (al cierre de esta edición estaba cerca de los $37).

Sostuvo que las áreas de Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura representan “casi el 51% del total”. El Presupuesto 2018 fue de $222.000 millones y tuvo varias ampliaciones posteriores, incluida una toma de deuda por 305 millones de dólares.

El ministro explicó: “El equilibrio fiscal es uno de los objetivos primarios de este Gobierno y también reducir la presión impositiva sobre la cadena productiva y contribuir a la generación de actividad económica”.

La Ciudad asumirá en 2019 el traspaso de los subsidios al transporte de colectivos (4.100 millones), la tarifa social de Aguas y Saneamientos (380 millones) y de la electricidad (700 millones). Implica casi uno de cada 62 pesos de todo el Presupuesto.

La legisladora Paula Penacca (Unidad Ciudadana) dijo que “todas las funciones sociales que el Poder Ejecutivo plantea que van a crecer, en realidad están decreciendo”. Es porque las subas están por debajo de la inflación anual proyectada para 2018 (más del 45%).

Según el legislador Patricio Del Corro (PTS en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores) es un presupuesto de “ajuste”: “Se privilegia el pago de deuda e intereses que van a significar un 8% del total”.

Hay fuertes críticas al área de educación. La titular de la cartera, Soledad Acuña, defendió su partida presupuestaria en medio de un fuerte operativo policial alrededor de la Legislatura por miedo a escraches.

Dijo que en 2019 tendrá 55.641 millones. Representa uno de cada seis pesos del presupuesto. Destacó la nueva sede ministerial dentro de la Villa 31, que abrirá el año que viene, al igual que 54 nuevas escuelas públicas. Más de la mitad está en zona sur.

Sin embargo, se confirmó el cierre del Jardín Maternal del Hospital Ramos Mejía. El del Hospital Durand correría el mismo destino. Los niños y niñas irían a Centros de Primera Infancia (CPI). La comunidad educativa también está movilizada por la falta de vacantes en el nivel inicial. 

La ministra ratificó que avanzará la Secundaria del Futuro y elogió la UniCABA, universidad de formación docente resistida por la comunidad educativa. Se aprobaría a fines de noviembre en el recinto de sesiones con el voto solitario del bloque oficialista Vamos Juntos.

Sobre educación, Penacca advirtió: “De un 30% en el 2007 ha caído consecuentemente todos los años, eso se ve reflejado en la infraestructura escolar”. El gremio Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) evaluó el presupuesto: “Hay un fuerte ajuste en todos los niveles de la gestión estatal y privada”. Dicen que hay un 22% menos frente a la proyección del 2018.

La ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, dijo que su cartera recibirá el año que viene 14.088.763.220 de pesos, un 30% más que en 2018. Es uno de cada 23 pesos del presupuesto. Destacó la apertura de la sede ministerial en el predio del Elefante Blanco en Villa Lugano.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) emitieron un comunicado donde sostienen que “los programas que deberían restituir y promover los derechos de las poblaciones más vulnerables de la ciudad se vacían paulatina y sostenidamente”.

Aseguran que áreas como la Dirección de Niñez y la Dirección de Mujer crecen nominalmente, pero pierden frente a la inflación proyectada para este año por más de 10 puntos. También denuncian “la tercerización de la política pública”.

El área de seguridad tendrá el año que viene 45.376 millones; uno de cada 7 pesos. Es una suba del 31,4% y representará el 14,1 % del presupuesto, según fuentes oficiales. El ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, afirmó que construirán nuevas Comisarías Comunales. Adelantó además que se comprará tecnología Tetra (Terrestrial Trunked RAdio) de radiofrecuencia para “traficar mayor cantidad de datos”. También se mejorará el sistema de cámaras de vigilancia callejera.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de Eduardo Macchiavelli, contará con 35.917 millones. Es una suba del 21%; uno de cada 9 pesos en el Presupuesto 2019. Dijo que el desafío es reducir aún más la cantidad de residuos urbanos, ya que en cinco años la CEAMSE no tendrá más espacio. Legisladores de la oposición le cuestionaron los contratos millonarios de arreglos de baldosas (4 mil millones para el periodo 2019 - 2020) y que se reparan aceras que estaban en buen estado.

La ministra de Salud, Ana María Bou Pérez, señaló que su área recibirá un aumento del 38% (47.917 millones en 2019); uno de cada 7 pesos de todo el presupuesto. Equivale al 15 % de todos los gastos porteños. Resaltó la Historia Clínica Electrónica y la atención primaria de la salud. Dijo que este año abrieron Centros de Salud y Acción Comunitaria en La Paternal y Mataderos. Abrirán otros en las Comunas 7 y 8 y se ampliará uno en Barracas.

Resaltó la apertura del primer Centro Médico Ambulatorio de Referencia en la Ex Liga Israelita en La Paternal, y explicó que próximamente estarán en la Villa 21-24 de Barracas y Villa Lugano. Ratificó la intención de crear el Complejo Hospitalario Sur para unificar cinco hospitales en tierras del Muñiz en Parque Patricios.