Comuna 12

Tras 4 meses y con protocolo estricto, volvieron las peluquerías a la Comuna 12

Después de 4 meses, las peluquerías de la Comuna 12 volvieron a abrir las puertas. El ansiado día para tantos comerciantes del sector, que debieron afrontar todo el período de cuarentena cerrados por la peligrosidad de la actividad para el COVID-19, encontró a los locales con gran demanda de clientes, marquesinas nuevas y un estricto protocolo.

 

Los clientes se acercaron desde la mañana y debieron cumplir requisitos de higiene. Lo mismo para los elementos de las peluquerías, que dotaron a las mismas de un escenario desconocido hasta esta pandemia. Para la mayoria de los comerciantes del rubro, la reapertura significó el primer ingreso de dinero en más de 120 días.

 

El retorno se dio de manera controlada. Claudio De Marco, quien tiene su local "Peluquería De Marco" en Salvador María del Carril y Bolivia, cuenta los detalles de las medidas implementadas para evitar contagios. "Tengo dos alfombras, una está empapada en amonio, que es un desinfectante. Y coloco eso en zapatillas, camperas y accesorios de los clientes. Yo mismo abro y cierro la puerta y le echo alcohol, mientras que también le solicito a quienes vienen al local que se pongan alcohol en gel", explica.

 

Este peluquero asegura que previo al COVID-19, también dedicaba interés en la limpieza de la tienda, por lo que no le demandó problema adaptarse al protocolo. Tampoco implicó variación alguna el sistema de atención por turnos: De Marco lo utilizaba ya con su clientela. De todos modos, para el resto de las peluquerías porteñas, este fue un requisito obligatorio: no puede haber clientes esperando ser atendidos.

 

La demanda fue alta. "Mucha gente estaba desesperada por hacerse algo, me llamaban durante la cuarentena y estaban esperando la reapertura", señala. De hecho, la jornada del jueves 30, esta peluquería de Villa Pueyrredón tiene ya todos los turnos tomados. La situación se dio en otras peluquerías de la Comuna 12, según revistó este periódico. 

 

Durante este tiempo, De Marco debió rebuscársela ante la falta de ingresos. "Muchos colegas atendieron particular. En mi caso, no lo hice. Por suerte mi esposa tiene trabajo estable y pudimos sobrellevar los gastos cotidianos", dice. El alquiler, por caso, lo renegoció: en estos tres meses, el peluquero no lo pagó y lo hará recién desde ahora que se produjo la reapertura.Lo mismo, respecto a las expensas.

 

De todos modos, este comerciante de Villa Pueyrredón destaca que su caso tiene una importante salvedad. "Yo no tengo empleados, sino realmente no sé cómo hubiera hecho. "Si bien esto no es un problema personal mio, me hubiese generado una enorme preocupacion, me hubiera vuelto loco la posibilidad de no poder abonar salarios a trabajadores míos", reconoce.

 

Este peluquero sostiene que muchos de sus colegas cercanos no han podido superar la crisis, y que debieron cerrar. Para el panorama del rubro, la situación no se alivia del todo desde que ahora pueden volver a recibir clientes.  "Solo con tener 10 empleados, no pueden estar todos juntos. Es realmente todo un lío, esto vino para quedarse", reflexiona.

 

A pesar de ello, Claudio De Marco celebró que "lo bueno de todo esto es que la gente también apoya la precaución y el cuidado. Toman conciencia, se limpian como deben, traen barbijo, eso colabora para todos", indica. 

 

Pin It

Derechos

Se autoriza la la reproducción parcial/total de los contenidos siempre citando la fuente Reg. Prop. Intelectual N° 5239607 / Ley 11.723

Nosotros

Director: Gustavo Carpinella
José Cubas 3240 CABA
Teléfono de contacto: 15-4940-9872
info@lacomuna12.com.ar

Staff