Saavedra

El Parque Sarmiento espera sus 40 años perdiendo cada vez más espacios públicos

El polideportivo de Saavedra refuerza la tendencia de los últimos años: se suman actividades privadas y hay abandono de las abiertas, como el anfiteatro. Su paisaje muestra más alambrados y candados. Solapadamente se va convirtiendo en un “mini cenard”. Radiografía de este emblema de la Comuna 12.

Cuando llegue la primavera, el Parque Sarmiento estará celebrando sus primeros 40 años. Nació como un polideportivo que buscaba acercar distintos deportes o encuentros sociales a las y los vecinos de la zona. A pesar de su corta vida supo atravesar enormes vaivenes, y este tiempo de pandemia no es la excepción.

 

El 2021 comenzó para el Parque Sarmiento con la misma tendencia que los años anteriores, pero reforzada. El contraste entre las áreas concesionadas y privatizadas, que avanzan cada vez más, y son cada vez más descaradas, se choca con la dejadez que presentan las zonas que mantienen el libre acceso. Si en los últimos tiempos se veía gran falta de inversión, el recorte presupuestario en la Ciudad de Buenos Aires y la parálisis que provocó la pandemia influyeron con fuerza para seguir contribuyendo a este coctail.

 

 

El predio tiene abundancia de alambrados y de candados. Desde el final de la gestión de Mauricio Macri, y la llegada de Horacio Rodríguez Larreta, se fueron sumando distintos deportes, configurando esta idea nunca explicitada pero visible de transformar al Parque Sarmiento en un “mini-Cenard”, sede de entrenamiento y competencias para algunos deportes de alto rendimiento.

 

canchadetenis

 

De hecho, desde que se autorizó el retorno de las actividades federadas, el lugar ha sido sede de eventos de natación, beach vóley, beach handball, waterpolo, y cestobeach, por citar algunos. El gran inconveniente de disponer estos espacios para la práctica deportiva es que solo se restringe a la presencia de sus deportistas. Cuando no hay entrenamientos o partidos, los mismos quedan cerrados al público, que pierde así otras porciones del parque. Esta tendencia se aceleró luego de los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018, cuando se reacondicionaron distintos gimnasios para albergar las disciplinas.

 

La instalación del circo de Flavio Mendoza fue la gran novedad de este 2021. Repentinamente, el “Circo Ánima” comenzó a montar su colosal estructura en la zona de la curva que el parque pega bordeando la avenida Ricardo Balbín hacia colectora de General Paz. Se trata de una carpa imponente, de varios metros de altura, visible desde cuadras atrás, que sigue el “modelo cirquense italiano”. Los organizadores se ufanan de que su calidad es “única en América Latina, y solo comparable con los circos estadounidenses”.

 

Lo cierto es que el “Ánima” había anunciado su llegada solo para enero, luego prometió extenderse hacia marzo, y ahora no hay novedades de que vaya a retirarse. En el medio, recibió fuertes espaldarazos del propio Rodríguez Larreta, que lo visitó. La firma administrada por Flavio Mendoza prometió que no habrá “impacto ambiental” por su actividad, y que dejará el lugar “tal como lo encontró”.

 

circoflavio

 

Pero mientras tanto, además del espacio que ubica la carpa, el circo se extiende como un “pulpo” por detrás. Por un lado, la estructura finaliza al lado de uno de los espacios para jugar frontón. Sumado a ello, los contenedores de logística con elementos de reserva y otros tantos se agolpan en varios metros frente a la reja que da a la colectora. En el medio, tímido, se mantiene el arborétum, declarado de Interés Ambiental por la Legislatura porteña y custodiado por miembros de “Vecinos por la Ecología”.

 

El circo no causa, en sí, muchos estragos a la cotidianeidad del parque. Salvo los domingos, las funciones son por la noche, la concurrencia no es masiva, ya que hay un máximo de 400 asistentes, y el sonido queda muy bien aislado por la carpa. El hecho de poder acceder con los autos hacia casi al lado de donde se hacen las funciones favorece en evitar un colapso en el estacionamiento en la zona, y permite una rápida desconcentración.

 

 

Pero el show es para unos “pocos”: los que están en condiciones de pagar las entradas, que oscilan entre los 800 y 1700 pesos cada una. Para el resto de los visitantes o vecinos del parque, representa otra intromisión dentro del espacio público, para una actividad privada.

 

canchabattaglia

 

Algo similar sucede con una de las nuevas “joyas” del Parque Sarmiento, las canchas de fútbol 5 del exfutbolista “Sebastián Battaglia”. Las mismas, adelantadas en exclusiva por este periódico, se encuentran en la zona cercana al ingreso de Andonaegui. Como un gesto claro, se posicionaron en el lugar que ocuparon, hasta su llegada, las abandonadas canchas de vóley/básquet y fútbol sobre cemento de acceso público. Desde la creación de “SB5”, el predio luce espectacular: un césped sintético sin fisuras, el alambrado mantenido de sobremanera, las redes superiores sin huecos y decenas de personas jugando dentro. Todo, bordeado por un alambrado que separa, aún dentro del parque público, el espacio concesionado del resto.

 

Quizás la imagen más drástica del contraste se da cuando se acercan los vehículos, muchos de ellos de alta gama, para ser estacionados “donde se guste” alrededor de las canchitas (once en total). Cuando se aproximan los autos o camionetas, lo hacen por encima del césped que pertenece a la parte “pública”, sin importar que no haya caminos de cemento o algo similar. Por caso, en jornadas con amplia concurrencia, pueden hacerlo a metros de una familia que comparte un pícnic o toma sol en el pasto.

 

autoscesped

 

Las canchas de tenis también muestran este contraste: las abiertas (de cemento) tienen yuyos, verdín, óxido en los postes de la red y alambrados y desniveles en el suelo. Pese a ello, es común ver personas jugando. Pero las que están concesionadas, tanto cubiertas como descubiertas, no difieren mucho de las que ofrece cualquier club privado.

 

Pero todavía hay algunos espacios que se conservan, dentro de este panorama, lejos de un escenario dramático. Las parrillas, bancos y mesas de cemento están en condiciones aceptables para ser un predio de libre acceso, y de hecho se llenan los fines de semana. La pista de patín está en buen estado, al igual que la cancha de sóftbol y la pista de atletismo, si bien dista mucho de la del Parque Chacabuco, admite la presencia de atletas. Las piletas, por su parte, se usaron en la colonia de verano pasada.

 

La situación del anfiteatro

El anfiteatro fue “el tema del verano” para el Parque Sarmiento. Distintos usuarios de redes sociales y medios de la Ciudad fueron dando cuenta del estado de abandono que este presentaba. Si bien esta situación no es nueva, el retiro de algunos alambrados permitió acceder a dicha área, que estaba vedada anteriormente. Así se pudo ver cómo el anfiteatro (ubicado próximo a Larralde y Triunvirato, frente a la estación de servicio), presentaba una gran dejadez.
Esto motivó, incluso, la intervención de la legisladora María Bielli, del Frente de Todos, quien presentó un pedido de informes al Gobierno para que de cuenta de cuál era el estado del lugar. La repercusión del tema hizo que la Comuna 12 acelerara su plan de obras del Parque Sarmiento y comenzara, al cierre de esta nota, la “puesta en valor” del anfiteatro.

 

anfiteatro

 

Así, desde finales de la última semana se ven albañiles retirando desechos, pintando los asientos de la grada y la parte del escenario, del humilde lugar, pero con una no despreciable infraestructura, que le permitió ser sede de algunos eventos de programas de TV.

 

El presidente de la Comuna 12, Gabriel Borges, destacó ante este medio que no está previsto por ahora que haya actividades en el corto plazo allí, pero que se avanzará con su reacondicionamiento. A la par, se trabajará en el mantenimiento de los baños, una histórica deuda del parque con sus visitantes, por sus condiciones de falta de higiene y hasta condiciones de ser utilizado por ausencia de elementos indispensables.

 

Pin It

Derechos

Se autoriza la la reproducción parcial/total de los contenidos siempre citando la fuente Reg. Prop. Intelectual N° 5239607 / Ley 11.723

Nosotros

Director: Gustavo Carpinella
José Cubas 3240 CABA
Teléfono de contacto: 15-4940-9872
info@lacomuna12.com.ar

Staff